Días de felicidad

Como un año más llegas puntual a nuestra cita. Radiante, envolviendo todo con un manto de luz, salpicado de paz y amor. Contagiando a todos felicidad… O no. Contigo llegan las reuniones con amigos y compañeros de trabajo, los amigos invisibles. Volver a sacar el árbol, los adornos, las guirnaldas, las luces. Lo que no puede faltar, nuestro tradicional belén, con su pesebre al completo, pastores, ovejas, la estrella, el ángel y los tres reyes magos. Decorar la casa de tu luz y color. Desempolvar los villancicos, oírlos sin descanso, arriesgándote a que tu vecino llame a tu puerta y con alegría navideña te diga “¡Ya está bien, pareces un centro comercial!” Comprar regalos con ilusión para las personas queridas, deseando poder darles una sorpresa. Y qué decir de las cenas familiares, inundando la casa de aromas navideños. Cenas en las que echamos en falta a los que ya no están, pero que damos la bienvenida a los nuevos miembros. Días llenos de tradiciones. Días en los que todos nos deseamos “Felices Fiestas”… Pero ¿Y el resto del año? ¿Cuántas veces oyes “Que ganas tengo de que terminen estas fiestas”? Todos los mensajes en los medios de comunicación son de felicidad, familias unidas, montones de regalos debajo del árbol. Todo es maravilloso… ¿Pero cuál es la realidad?

FELIZ NAVIDAD

1 comentario en “Días de felicidad”

  1. Bonito texto de Navidad, donde reflejas todo lo que conlleva estas fiestas Navideñas y para mí son tan importantes.
    Me gusta que dejes esa pregunta en el aire, donde haces que reflexionemos amiga.
    Feliz Navidad y que se cumplan todos tus deseos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: