El mirador

Hacía cuarenta años que subía al mirador. Le daba igual la lluvia o el viento, el frío o el calor. Ella siempre subía a la misma hora. Él le prometió que cuando pasara por allí tocaría la campana de su pequeño barco en honor a ella… De eso había pasado mucho tiempo. Ella ya no era aquella alegre joven, su sonrisa era el reflejo de un fantasma. Por su cara surcaban las arrugas de la preocupación y la tristeza. Su pelo negro se había vuelto blanco.

El día que él partió se convirtió en una madre soltera. Luchó contra todo y contra todos por sacar a su hija adelante. Consiguió darle estudios para que tuviera un futuro mejor.

Como todos los días se sentaba sobre la gran roca que había al borde del acantilado y fijaba la vista en el horizonte, siempre con la esperanza de ver regresar al pequeño pesquero y oír su alegre campana sonar.

Las gentes le dijeron que al poco de zarpar el barco fue tragado por una ola cuadrada. Ella se negaba a creer que aquel fenómeno tan extraño hubiera aparecido justo en el momento en que su amado estaba en el mar.

Seguía con la vista fija en el mar cuando un escalofrío recorrió su espalda, su corazón se le salía del pecho cuando oyó aquella fuerte y vibrante voz.

—Hola Carmina… Siento haberte hecho esperar —Ella se giró despacio. Había soñado tantas veces con el reencuentro que no podía creer que estuviera pasando.

—Has vuelto y eso es lo único que importa —Con mucho esfuerzo se levantó de la piedra en la que había pasado tantas horas. El le tendió su mano firme, sonriendo.

—No me voy a ir jamás. Siempre estuve a tu lado y siempre lo estaré.

Carmina fue encontrada al amanecer junto a la roca donde se sentaba a esperar. En su cara habían desaparecido aquellas arrugas y su preciosa sonrisa había vuelto.

Ahora por fin era feliz, allá donde estuviera, acompañada para siempre por el amor de su vida.

3 comentarios en “El mirador”

  1. Una historia de romance y fantasía que nos hace soñar. El tema de las raras olas cuadradas es extremadamente complicado para intentar hacer algo con veta literaria pero has logrado tirar del ovillo jeje. Saludos cordiales 😁

    Cierto. El tema de las olas cuadradas era un reto. Me alegro que te haya gustado.
    Un saludo.

  2. Que lindo relato de amor y has conjugado muy bien esas olas cuadradas que atrapó la vida de su amor ..Un abrazo y feliz noche.

    Gracias por tus palabras. Feliz fin de semana.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: