Los zapatos

Había destapado la caja, contemplando con una sonrisa su contenido. No eran los primeros que tenía, ni serían los últimos. Tampoco eran especiales, pero aquel era su ritual siempre que estrenaba unos.

Recordaba cada peldaño que subía a aquella terraza. Su padre la había construido encima del cuarto de la colada, en un lado del jardín trasero. Aquel era su patio de recreo, puesto que allí arriba nunca subía nadie. No le importaba jugar sola. Así tenía la libertad de conducir el juego a donde su imaginación quisiera. A veces cogía a su bebé, un muñeco con el pelo rubio; ojos azules y cuerpo de trapo. El pobre hacía tiempo que había dejado de llorar cuando le quitaba el chupete. Ella estaba convencida que había sido porque le había quitado el hambre, dándole una papilla de verduras. Lo metía en el cochecito de bebé y soñaba que era una mamá paseando a su hijo en un precioso parque.

Pero lo que más le gustaba era soñar que aquella terraza era un castillo y ella una princesa a la que todo el mundo quería. Se ponía los jirones del vestido de novia de su madre. No le importaba que le faltara una manga o que no tuviera forma de poder ajustarlo a su cuerpo, era feliz con la cola que arrastraba por todo el suelo. Luego se ponía los zapatos forrados de la misma tela del vestido, terminados en punta y con el tacón de aguja. Aquel era el complemento perfecto. Cuando se los ponía todo cambiaba. No se daba cuenta de que los dos pies le cabían en el mismo zapato o que se podía caer y romper un brazo o una pierna, como le había dicho su madre. Ella solo veía enormes salones de palacio donde el príncipe la sacaba a bailar, donde todo el mundo la admiraba por su belleza, donde todo el mundo la veía…

Con un suspiro sacó de la caja los zapatos nuevos, siempre con un buen tacón. Se los ponía mientras en su mente seguían flotando aquellos juegos de niña. Ahora era una preciosa mujer que pisaba con fuerza por la vida y a la que todo el mundo veía.

2 comentarios en “Los zapatos”

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: