ETERNOS

Cuando me miras, sigo viendo en tus ojos el mismo amor que la primera vez, cuando se cruzaron nuestras miradas, hace ya tantos años… casi una vida.
Me acuesto a tu lado y me sonríes. Te cojo de la mano y dejo un suave beso en tus labios. Tus ojos llenos de amor se inundan de lágrimas. Eres consciente de todo lo que pasa a tu alrededor. Sabes que no te voy a abandonar. Te repito por enésima vez que te quiero y que si tú te vas me voy contigo. Con un hilo de voz me vuelves a pedir que no te suelte, te agarras a mi mano con las pocas fuerzas que te quedan y con un suave suspiro te vas.
Me quedo con tu mano en la mía, no te quiero soltar. Solo quiero seguirte allá donde estés. La pena de tu adiós me presiona el pecho. El dolor es cada vez más intenso. Espérame, no me dejes atrás. Me voy contigo… Ya te veo, sonriendo como lo has hecho siempre que me mirabas.
Y así, después de una vida entera juntos, seguimos juntos en la eternidad.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: